“Queremos democratizar el acceso al mundo de los videojuegos”
febrero 25, 2022

‘Iberia Guild Gaming’ (IGG) gana el premio especial de la Cátedra ICCAR en la 11ª Maratón de Creación de Start-ups UMH

 

Desde 2008, el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández ha contribuido en la creación de empresas innovadoras y tecnológicas. La Maratón de Creación de Start-ups es, precisamente, un programa de incubación gestionado por el mismo que combina mentoring estratégico, formación en creación de empresas, asesoramiento sectorial, financiación para impulsar start-ups innovadoras, instalaciones e infraestructuras para el desarrollo de proyectos, entre otros. En la 11ª Maratón, ‘Iberia Guild Gaming’ (IGG) fue una de las trece iniciativas que pasó a la última fase, siendo galardonada con el premio Santander Universidades y con el premio especial de 1.000 euros concedido por la Cátedra Iberoamericana Alejandro Roemmers de Industrias Culturales y Creativas (ICCAR). Esta nueva comunidad de videojugadores profesionales que está en pleno desarrollo nace de la inquietud de un joven, Juan Manuel Sánchez, y de su pasión por las finanzas y por el mundo de los videojuegos. Su objetivo: consolidar IGG como una nueva oferta laboral para videojugadores a través del arrendamiento de activos digitales (NFT) en juegos basados en tecnología blockchain (cadena de bloques), a cambio de un porcentaje de los beneficios generados por las victorias.

Juan Manuel Sánchez IGG

Juan Manuel Sánchez, fundador de IGG

 

P: ¿Tenías claro desde el principio que querías ser emprendedor de las finanzas?

R: No, de hecho empecé estudiando Farmacia en la Universidad Miguel Hernández, aunque me gustaba mucho la economía y las finanzas, y en mi tiempo libre leía sobre esos temas. En tercero de carrera decidí dar el cambio y me pasé a estudiar Administración y Dirección de Empresas. Acabé en plena crisis de 2008, yo me quería dedicar al sector financiero pero no había trabajo. Encadené prácticas de auditoría y al final, me puse a opositar a entidades de crédito del Banco de España. A la vez trabajaba como consultor de concurso de acreedores en una empresa de Elche. Me di una oportunidad con una fecha límite, febrero de 2020, y coincidió que no aprobé la oposición con la pandemia y el confinamiento. Ahí se acabó esa etapa. Entonces empecé a trabajar como asesor financiero en Banco Mediolanum, en el que llevo dos años trabajando, me dedico a asesorar a clientes. Tengo un perfil súper financiero.

P: ¿Y por qué en el mundo de los videojuegos?

R: La verdad es que, a nivel personal, siempre me han encantado los videojuegos. Además, empecé a entrar en contacto un poco con los juegos NFT que utilizan la tecnología de las criptomonedas. Fue ahí donde se fusionó todo. También coincidió que yo tenía la idea rondando por la cabeza desde hacía un tiempo. Había visto que en otros países ya habían surgido iniciativas como esta. Así que me decidí por llevarlo a cabo aquí en España.

P: Esta oportunidad, ¿cómo la encontraste?

R: Una amiga me comentó que en la UMH se celebraban este tipo de concursos sobre aceleración de start-ups y decidí probar. Ahí fue cuando empezó la idea, el desarrollo… Durante todo este año pasado he descubierto un mundo que es el de los juegos basados en criptomonedas. Y además, ha salido un nuevo modelo de recompensas dentro de los videojuegos, en el cual se recompensa a los jugadores con criptomonedas por ganar partidas.

P: ¿Cómo descubriste que querías realizar un proyecto como ‘Iberia Guild Gaming’ (IGG)?

R: Pues empecé a investigar sobre el tema y encontré Axie Infinity, un juego blockchain de estrategia en el que se recompensa las victorias con criptomonedas y en el que, para jugar, tienes que comprar un personaje. Esa propiedad dentro del juego o en otras plataformas te pertenece. Pero son caros, por ejemplo, un personaje puede costar hasta dos mil euros. Y necesitas mínimo tres personajes para empezar a jugar. No todo el mundo puede permitírselo. Por otro lado, el juego da la posibilidad de alquilar y prestar personajes a otros, a cambio de compartir un porcentaje de las ganancias que tenga ese jugador. Vi que en Filipinas había una empresa llamada ‘YGG’ que se dedica exclusivamente a esto y que facturó de beneficios en el mes de julio 300.000 dólares. Ahí vi que hay empresas haciendo esto. Y esto solo acaba de nacer.

P: ¿Acaba de nacer también una oportunidad para trabajar de videojugador?

R: Por supuesto, ha llegado un nuevo modelo play-to-earn (jugar para ganar) y se abre una puerta muy grande al mundo de los videojuegos. Es una nueva opción laboral muy válida. De hecho, empresas como Ubisoft ya se han dado cuenta del tirón que tiene, esta tiene participaciones en Axie Infinity. Otros estudios como EA y Blizzard de Microsoft están empezando a contratar a gente en base a este nuevo modelo de jugar. Quieren desarrollarlo en sus propios videojuegos ya famosos en muchos países. En Europa todavía no había surgido un negocio así, era el momento de empezar con IGG.

P: Entonces IGG es una iniciativa como las otras que están surgiendo pero en Europa.

R: Realmente no, desde el principio he pensado en cómo podría mejorar el modelo ‘YGG’ de Filipinas y otros que han nacido en Estados Unidos y Latinoamérica. Lo he enfocado de modo que se profesionalice. Aquí analizamos a los personajes para que los jugadores tengan los mejores, sean más competitivos y puedan participar en torneos de eSports. Tendríamos nuestra cantera de jugadores, con equipos competitivos a nivel internacional.

P: ¿Qué ofrece IGG a los videojugadores?

R: Damos una oportunidad laboral, de crecer y profesionalizarte. Si quieres dedicarte al mundo de los videojuegos, eliminamos la inversión económica inicial. Al final, somos una ayuda para que los gamers jueguen de manera gratuita y a la vez se lleven una recompensa. De esa recompensa, nosotros nos llevamos un porcentaje y cubrimos el alquiler. Pueden contactarnos a través del Discord de Axie Infinity, cualquiera puede tener una oportunidad para demostrar sus habilidades. Se les becaría durante un tiempo con una serie de condiciones, como que jueguen un mínimo de partidas todos los días. Cumpliendo esos criterios con compromiso, si consiguen los objetivos, recibirán incentivos, ayuda por parte de tutores que les ayudarían a mejorar, y en caso de que sean buenos, les daríamos mejores personajes y más herramientas para crecer como profesionales de los videojuegos.

P: ¿Qué tipo de videojuegos toca IGG?

R: De momento hemos empezado con Axie Infinity que es un juego de estrategia, pero no descartamos añadir otros en el futuro de habilidad como Thetan Arena, al que consideran el Brawl Stars de los NFT. Axie Infinity el éxito que ha tenido ha sido crear comunidad, su objetivo es pasar del mundo virtual al mundo físico y quieren crear centros donde te puedas reunir con gente, socializar, compartir inquietudes y demás. Aunque antes estaban en Steam, ahora pertenecen a la plataforma de Sky Mavis, y puedes jugar desde tu ordenador y smartphone en cualquier lugar.

P: ¿Cómo te sentiste cuando recibiste la noticia de que habías ganado el premio especial de la Cátedra?

R: Tanto con el premio especial de la Cátedra como con el premio Santander, me sentí muy agradecido de que un tema tan complicado de entender hubiera pasado de fase y fuera considerado una buena idea. IGG es de recién creación, presentar la propuesta y que este programa apueste por ella permitirá que crezcamos, ampliemos las becas con más videojugadores y nos expandamos a otros mercados e incluso, otros juegos. Vivimos en un entorno en el que, cada vez, hay más jugadores de videojuegos. Ya no son solo jóvenes, hay muchas personas de hasta 60 años que disfrutan jugando en su tiempo libre, pasan un rato con gente, e incluso, compiten. Además, ahora somos considerados un deporte, se ha normalizado y profesionalizado. Es un mérito todo lo que hemos logrado los gamers y lo que vamos a lograr en un futuro.

P: ¿Cuál es el propósito de IGG?

R: Sin duda, queremos democratizar el acceso al mundo de los videojuegos blockchain basados en NFT, en criptomonedas. No todo el mundo puede permitirse arriesgar dinero para jugar, este mundo es muy volátil y las inversiones que se realizan pueden resultar o no. De un día para otro, lo que han comprado puede valer mucho o no valer nada. Ahora, cualquier persona con acceso a Internet y un móvil puede asumir ese riesgo con nuestra ayuda. Con compromiso y trabajo duro por su parte, conseguirá crecer y hacer de esta afición su profesión.

Realizado por Claudia de la Higuera